Nuestra Historia

img
img
img

 

Hacia 2013, un grupo de importantes líderes del mundo privado, académico y social ligados a la minería detectó la necesidad de generar una estrategia de desarrollo a largo plazo que modificara la actual situación del sector –que hasta ahora venía creciendo en base a las oportunidades coyunturales que ofrecía el mercado mundial- con el fin de convertir a la minería en un real agente, no sólo de crecimiento, sino también de desarrollo del país.

Liderados por el ex Presidente Ricardo Lagos, el equipo compuesto por Jorge Bande, Rolando Carmona, Raimundo Espinoza, Juan Andrés Fontaine, Álvaro García, Rolando Humire, Bernardo Larraín, Gianni López, Jean Paul Luksic, Patricio Meller, Sara Larraín y Nancy Yáñez*, (Sara Larrain y Nancy Yañez se excusaron de firmar el Documento), trabajaron sistemáticamente durante varios meses, unidos por el común interés de “contribuir a que Chile cuente con una visión compartida sobre lo que se requiere para compatibilizar el aprovechamiento del potencial del sector con el desarrollo armónico y sostenible del país; mediante la prevención, mitigación y/o compensación de sus externalidades económicas, sociales, culturales y ambientales”. Los animaba la certeza de que dicho objetivo sólo era posible desde el consenso nacional.

Este esfuerzo dio nacimiento al informe “Minería y Desarrollo Sostenible de Chile: Hacia una Visión Compartida”. El documento, que constituye el primer esfuerzo por acordar una mirada de futuro del sector, fue presentado a la Presidenta Bachelet en junio de 2014, logrando su adhesión y el compromiso de sumar al Estado en la tarea de continuar con el trabajo que se había iniciado.

Así, en 2014 la Presidenta crea la Comisión de Minería y Desarrollo de Chile, al alero del Consejo Nacional de Innovación y Competitividad (CNIC), con el objetivo de profundizar en las definiciones del primer documento y con el mandato de incluir a más y diversos actores del sector, especialmente del sector público.

Con el impulso del Estado, la Comisión tenía el objetivo de convenir una visión e identificar las prioridades estratégicas requeridas para que la minería chilena consolide sus aspiraciones y reafirme su liderazgo a nivel mundial. Para ello se organizó en 2 subcomisiones con representantes de todos los sectores: grande, medianas y pequeñas empresas mineras; empresas proveedoras, la academia, centros de investigación e innovación, el sector público, ONGs, trabajadores, ambientalistas y gobiernos locales. Estas subcomisiones trabajaron sistemáticamente logrando establecer una visión común sobre la minería chilena al 2035 y definir la estrategia y tácticas para alcanzarla.

El resultado de dicho trabajo se plasmó en el documento “Minería: una plataforma de futuro para Chile”, convirtiéndose en la Agenda Estratégica para lograr los objetivos de la industria y asegurar la creación de valor para todas las partes involucradas.

La Agenda, fruto del consenso de todos los miembros de la Comisión, fue presentada a la Presidenta Bachelet y aprobada en diciembre de 2014.

Entre las primeras acciones definidas, la Comisión planteó la necesidad de dotar al país de una institucionalidad público-privada que asegurara una mayor coordinación y trabajo conjunto. En enero de 2015 se reunió por primera vez el Consejo Ampliado -integrado en su mayoría por los miembros de la comisión Minería y Desarrollo de Chile- y definió la creación de la “Alianza Valor Minero”, dándole la misión de coordinar e impulsar a los diferentes actores en la realización de las iniciativas de la agenda estratégica; y convertirse en una plataforma promotora del encuentro y el diálogo entre las diferentes partes interesadas.

Back-To-Top